Marca personal: ¿cómo ser mi propio community manager?

Manejar las redes sociales de uno/a mismo/a es todo un desafío, ¿por qué? Porque seguramente tenés muchas actividades en tu vida cotidiana que hacen que la gestión de tus redes sociales sean secundarias o terciarias. 

Y si bien, puede ser que así lo sea porque verdaderamente existen cosas más importantes en tu vida, si decidiste abrir una red social como medio para dar a conocer y posicionar tu marca personal es importante que le des -valga la redundancia- la importancia que se merece. 

Lo más difícil a la hora de ser tu propio community manager es sostener una gestión prolija y activa, porque durante el primer tiempo es todo nuevo y como todo lo nuevo sostiene nuestra atención… Pero, después de perder la novedad cuesta publicar a diario y sobre todo saber qué tipo de contenido compartir. ¡Creenos que lo sabemos! 

Hemos sido nuestras propias community managers durante casi un año, y lo hicimos para lograr tener la experiencia y los conocimientos necesarios para luego poder delegar; y también porque queríamos poder enseñar en base a nuestra experiencia. 

Eso es lo que vamos a hacer en este artículo, compartir con vos nuestras buenas prácticas y aprendizajes  para que puedas hacer uso de ellos y, así, explotar tus redes sociales, mientras seguís con tu vida laboral activa ¡SIN MORIR EN EL INTENTO!

Veamos primero la rutina. Es muy importante que tengas tu rutina de gestión de redes sociales armada y que la ejecutes de manera correcta. En nuestro caso tenemos dos requisitos importantes que no podemos dejar de lado antes de empezar cada jornada laboral: 

  1. Outfit: tenemos nuestras indumentarias de “Calificadas” bien identificadas e intentamos que siempre que hagamos contenido para las redes sociales tengamos puesto algo “fucsia” en el caso de Costi o “naranja” en el caso de Caro. 
  2. Maquillaje y peinado: nos gusta vernos frescas y prolijas, por eso nos arreglamos y cuidamos los detalles de maquillaje y peinado antes de exponernos. Tenemos como premisa mostrarnos tal cual somos, aún así nos gusta mostrar una imagen cuidada. 

Esto hacemos siempre antes de nuestras jornadas de trabajo, porque sabemos que pueden surgir varios momentos “instagrameables” a lo largo del día. 


Ahora sí, vamos con las rutinas, hay tres rutinas que ejecutamos una mensual, una semanal y otra diaria:

MENSUAL

  • Establecemos los objetivos comerciales a los que apuntamos durante ese período.
  • Identificamos los temas centrales que regirán nuestro contenido.
  • Armamos nuestra planilla mensual donde distribuimos el tipo de contenido que generaremos.

SEMANAL

  • Creamos las publicaciones para cada día de la semana y cada red social.
  • Enviamos a diseño y corrección de textos.
  • Programamos el contenido.

DIARIA

  • Evaluamos cómo repercute el contenido.
  • Generamos historias espontáneas, para recordarnos de hacerlo las agendamos en nuestro calendario de Google.

¿Qué te parecieron estos tips? Te invitamos a empezar a gestionarte ahora mismo. ¡Vos podés ser tu propio community manager!

Te invitamos a descargar gratis de nuestra tienda virtual la Plantilla para gestión de redes sociales

¡Preparate para ser influencer con  este video!

Además, te proponemos participar del programa de entrenamiento Bootcamp: Creá tu marca personal en 15 días. No dudes en contactarnos. 

¡Gracias por formar parte de Calificadas!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Enviar un mensaje
💬 Conectate con nosotras!
Hola 👋 ¿Te ayudamos con la elección?