Ideas para aprender a hablar en público

Cuántas oportunidades profesionales, comerciales, dejaste pasar por no animarte a hablar en público, aunque lo anhelabas, lo postergaste una y otra vez, por eso que te inhibe hacerlo.

No poder hablar en público no es solo un inconveniente para personas tímidas, también para personas extrovertidas, que no tenga vergüenza de hablar en público no significa que su mensaje llegue o conecte con los perceptores.

Aquí, te desarrollamos ideas sencillas que puedes ejercitar, para aprender a hablar en público:

1)  Tú Puedes: Ante todo desarrolla confianza, seguridad, debes mentalizarte que vas a poder, y que vas a hacer que puedas, aprendiendo, ejercitando.

Al compararte con otras personas, no seas tan riguroso, cada uno tiene sus propias historias y experiencias de vida.

No te quedes en los errores anteriores, quizás por experiencias previas fallidas al hablar en público, te inhibes actualmente. Todos los oradores tuvieron sus inicios.

Lee  las historias de vida de los inicios de speakers destacados,  no todo fue perfecto, muchos aprendieron y re aprendieron sobre sus propias experiencias.

Lo que los motivó a superarse fue la voluntad.

2)  Ejercita Respiración: Conoce cómo respiras ante distintas situaciones comunicativas.

– Inhala y exhala, repitiendo: las vocales A-E-I-O-U- , bien pronunciadas. En voz alta, intermedia, baja.

–          Inhala y exhala, diciendo tu nombre, apellido, y separados en sílabas.

–          Inhala y exhala, diciendo “tengo una buena noticia”, “tengo una mala noticia”, “quiero comunicar algo”. Hazlo con los tonos de voz que consideres pertinente a cada caso, de acuerdo a lo que quieres comunicar.

        Esta práctica es útil para que sepas cuán importante es la respiración, la buena pronunciación de palabras, el tono, volumen de voz, para transmitir un mensaje.

3)  Ejercita tu Cuerpo:  Arma un mensaje, cuéntalo parado, sentado, con el torso erguido, con el torso encorvado, caminando moviéndote de un lugar a otro. Describe, cómo te sentiste en cada situación y pide a otro que describa qué sensación le dejo cada uno de los mensajes con las distintas posturas corporales.

Con este ejercicio debes comprender que la comunicación no es solo palabras, también los movimientos del cuerpo, los gestos.

Ten presente siempre en coordinar palabras con postura corporal. El público interpreta más rápido los gestos que las palabras.

4)  Mensaje: El contenido del mensaje que quieras comunicar debe ser de acuerdo al público, no es lo mismo hablar a un niño, a un adolescente, a un adulto, y su vez a estas poblaciones de acuerdo a las distintas culturas.

Muchos mensajes no conectan, porque lo que se dice es muy técnico, muy largo o muy corto, para el público al que se dirige.

Practica, diciendo un mensaje de quién eres y qué haces profesionalmente para contarle a un niño, a un adolescente y a un adulto. Allí, observarás que el público condiciona la forma en que vamos a transmitir un mensaje.

5)  El Medio: Escribe una breve historia, y cuéntalo en un video para Redes Sociales, para una entrevista radial, para una entrevista televisiva.

Esta práctica te permitirá saber que los medios condicionan la forma en que se transmitirá el mensaje, porque cada uno de ellos tiene sus características técnicas: para la radio tendrás que poner énfasis en las palabras, para la televisión énfasis  en las palabras, gestos y posturas.

Un mismo mensaje se puede contar por diferentes medios, adecuándolos a sus características.

6)  Anímate: Lo que no se hace no se concreta, y a su vez no se mejora, queda en simple anhelos.

En reuniones familiares, sé el orador, en mensajes de audios exprésate claramente, pequeñas acciones que te lleven a ganar más confianza. Para luego, estar realizando tus propias presentaciones con más público y de acuerdo a tus objetivos.

No se aprende a hablar en público solo con el anhelo, el deseo, como cualquier otra actividad se aprende haciendo, con firme voluntad de mejora continua y no ser tan severos con las autocríticas, que conlleven a inhibirte. Siempre tiene que ser para mejorar. 

Una de nuestras frases preferidas de CALIFICADAS es “el mejor orador todavía práctica como si no lo fuera”. 

Te incentivamos a que apliques estas ideas para aprender a hablar en público, y ya no dejes pasar oportunidades profesionales, laborales, comerciales, porque no te animaste y sigues postergando tu oratoria. 

Para que aprendas más sobre el tema y lo ejercites, está disponible nuestro e-book “Entrenamiento en Oratoria: el método para hablar en público y disfrutarlo”, donde ejercitarás todas las instancias de tu comunicación desde lo intrapersonal, interpersonal, hasta comunicaciones masivas. Contiene plantillas editables donde irás registrando tus avances y aspectos a potenciar, con actividades entretenidas pero con el único fin de sacar ese orador que llevas adentro.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Enviar un mensaje
💬 Conectate con nosotras!
Hola 👋 ¿Te ayudamos con la elección?