¿Cómo convertirte en influencer?

Una figura que apareció con el auge de las redes sociales y el mundo digital, y muchos usuarios en internet aspiran a convertirse en ella, es el INFLUENCER. Esto nos llevó a encontrarnos con un nuevo influenciador en nuestros procesos de compras, consumos, gustos y elecciones, estos influenciadores son las nuevas figuras de venta en el mundo digital. 

Estas figuras de influencers son admiradas y, en muchos casos, se han transformado en un rol aspiracional. Las nuevas tecnologías han permitido que personas comunes se vuelvan reconocidos por otras personas que comparten intereses similares. 

El hecho de ser influencers no está necesariamente asociado a la cantidad de seguidores que tengas en tus redes sociales, si a través de tus comunicaciones en el ámbito digital lográs afectar o cambiar el comportamiento de otras personas, podés considerarte un influencer. 

Por ejemplo, según CACE, hay diferentes tipos de influencers de acuerdo a la cantidad de seguidores en Instagram:

  • Nano Influencer: entre 3.286 y 8.611 seguidores;
  • Micro Influencer: entre 8.611 y 96.111 seguidores;
  • Influencer: entre 96.111 y 575.000 seguidores;
  • Celebrities: con más de 575.000  seguidores.

Quizás te estés dando cuenta ahora que, vos con tus 4.000 seguidores entrás dentro de la categoría de nano influencers y te empiecen a brillar los ojos. 

Y  te va a interesar aún más, porque esto de ser nano o micro influencers es muy bueno para tu objetivo de ser influencer. Esto es así porque tenés una cantidad de seguidores unidos que interactúan de manera directa,  esas personas confían en vos y sienten que lo que tenés para decirles es realmente importante.

Pero esto no se da por arte de magia. Es muy importante que vos como creador o creadora de contenido en tus redes sociales, conozcas quienes son las personas a las que te estás dirigiendo. Es la única manera de crear y compartir fotos, videos, mensajes escritos que realmente logren provocar algo en ellos.  

Te invitamos a que mientras lees este artículo, realices esta práctica: te proponemos que respondas la siguiente pregunta ¿Quién es tu consumidor ideal?  describiendo información demográfica, patrones de comportamiento, motivaciones, objetivos. 

También hay quienes logran profesionalizar aún más esta actividad, recibiendo remuneración por parte de una marca que l@ contrata para mostrar y/o describir sus productos o servicios a través de sus redes sociales, incentivándolos a la compra o contratación del servicio que ofrecen.

Para ello hay ciertos puntos que las marcas observan (o deberían observar) antes de contratar a un influencer:

1. Los comentarios y reacciones que recibe esa persona en sus posts.

2. Otras marcas con las que esté trabajando.

3. Su público, quiénes son las personas que consumen su contenido.

4. Su engagement rate.

5. Su estilo y calidad de contenido.

Si tuvieras que analizar cada uno de estos puntos, ¿cuantas estrellitas del 1 al 5 te pondrías en cada uno? Si te falta trabajar, ¡ánimo! Siempre hay cosas para mejorar, aún estando en la máxima cumbre. 

La existencia y persistencia de un influencer se mantiene porque hay un público que l@ considera valioso, útil e interesante; ese público confía en lo que esa persona valida o legitima, por eso se ha vuelto tan interesante para las marcas.

Para eso es muy importante que logres mostrarte autentic@ y mantener a tu público atraído, si te interesa trabajar en este sentido te invitamos a que realices los ejercicios que compartimos en este video para perder el miedo a hablar en público:

https://www.youtube.com/watch?v=y7t0ZppqxRw

Los 3 errores más frecuentes de quienes desean ser influencers es: 

  • Ser una copia: no ser auténtico.
  • Ser inconstante: generar contenido esporádicamente. 
  • No tener historias que contar. 

La realidad es que el público ya no confía en lo que una marca puede transmitir en una publicidad o en una acción promocional, para lograr confiar en esa marca requiere al “factor F”: friends, followers, family y fans… Para su público el influencer es parte de ese factor F es parte de su vida, y como tal tiene ganada su confianza. 

Ahora te proponemos que te evalúes a vos mism@ como influencer:

  • ¿Tenés una audiencia comprometida y entusiasmada en alguna de las redes sociales que gestionas? Sí – No
  • ¿Sos experto o referente en algún tema o área específica? Sí – No 
  • ¿Construiste una marca alrededor de tu persona? Sí – No
  • ¿Tu contenido es interesante para otros? Sí – No
  • ¿Trabajas ya con marcas? Sí – No
  • ¿Lográs influenciar en algún sentido a tus seguidores? Si – No 
  • ¿Sentís que tenés una relación sólida con tu público? Si – No 

Te invitamos a que empieces a trabajar en este ámbito, compartiéndote un editable del Media Kit de Influencer, un elemento clave para compartir y potenciar tu perfil de influencer a la que podés acceder de manera gratuita desde nuestra tienda virtual. 

Este Media Kit es un documento digital que sirve de “carta de presentación” para que las marcas puedan conocer sobre vos y tu impacto, es importante que trabajes a conciencia tu Media Kit. 

 También podés prepararte con nosotras para que tus mensajes en tus redes sociales sean claros, cautivantes y precisos. Para ello entrená a diario en el Gimnasio de Speakers, uno de los programas de entrenamiento virtuales y asincrónicos que proponemos en Calificadas,La Academia. 

¿Qué esperas para ser un influencer? ¡El mundo te está esperando y Calificadas también!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Enviar un mensaje
💬 Conectate con nosotras!
Hola 👋 ¿Te ayudamos con la elección?