5 tips para volver a hablar en público, tiempos de pospandemia

Están terminando las vacaciones y con ello la cuarentena estricta en muchos lugares, esto significa que, paulatinamente: “volveremos a encontrarnos”.  Las  clases comienzan, l@s estudiantes y sus docentes vuelven a las respectivas instituciones educativas. Termina el descanso y  l@s trabajadores vuelven a sus empresas, poco a poco empezamos a interrelacionarnos nuevamente. 

Después de tanto tiempo, estaremos compartiendo momentos en grupo y trabajando en equipo, adquiriendo los hábitos de la nueva normalidad: siempre manteniendo la distancia social y con barbijos de por medio. De esta manera, estaremos hablando con varias y muchas personas en diferentes situaciones. 

Entonces, surgen las inquietudes: “¿Cómo hago para volver a ser “cancher@”  hablando en público después de tanto tiempo dirigiéndome a la pantalla del celular?”. Sabemos que después de estar tantos meses hablando a través de la cámara del dispositivo móvil o de la cámara de la notebook es muy probable que sientas que perdiste la práctica para estar de manera presencial conectando con el público. Por eso, compartimos con vos 5 tips para volver a hablar en público: tiempos de/ la  pospandemia

Tip 1: Conectá con tu propósito inicial de comunicación

Lo que te motiva es tu motor. Hay “algo” que te mueve, ese “algo” que te incita a comunicarte con el público, con él tenés que mantenerte en permanente contacto: debés tenerlo presente, siempre en mente. 

Para ello, te sugerimos que crees una nota en tu celular, un evento en tu calendario o un post it en tu heladera, que ayude a recordar tu “propósito”, tu razón de comunicar. Puede que tu motivación sea sumamente personal e íntima, o también puede generarte pudor y no quieras escribirlo y dejarlo visible, en ese caso podés utilizar un código: un dibujo o una palabra que asocies de manera directa a tu propósito. 

Tip 2: Reconocé las actualizaciones en tu público 

“El público se renueva” dice la famosa conductora argentina, Mirtha Legrand, y tiene mucha razón. El público nunca es el mismo, aunque sean las mismas personas,  estas cambian constantemente: nunca somos lo que fuimos hace un tiempo atrás. Por esta razón es necesario que te mantengas actualizad@ acerca de los intereses del público, de sus gustos, de sus necesidades, de sus objetivos, y todo lo que sea necesario para conectar con él. 

Para las acciones relacionadas con el marketing, te recomendamos la investigación permanente sobre el mercado al que te dirigís, este nunca se mantiene aunque pase un período breve de tiempo.  En las actividades relacionadas con la  oratoria, es sumamente necesario que reconozcas las actualizaciones de tu público, pues este tampoco se mantiene igual durante un periodo de tiempo. 

Si vos no sos la misma persona de hace un tiempo atrás, ¿qué te hace pensar que los otros continúan igual?  Es momento de que tomes conciencia sobre la importancia de dedicar e invertir tiempo en conocer las actualizaciones del público. 

Tip 3: Pensá nuevas historias para empatizar

Tal como lo mencionamos en nuestros cursos y capacitaciones: el poder de una historia bien contada es gigante. Sin embargo,  escuchar la misma historia, una y otra vez, aunque  sea Maria Elena Walsh se vuelve un tanto agotador.

El objetivo de este tercer tip es motivarte a   buscar más historias en el baúl de los recuerdos. Seguro tenes miles de anécdotas que podés relacionar con los temas sobre los que vas a hablar. Podés recurrir a esas anécdotas para crear conexión con tu audiencia. ¿Por qué? Porque esas historias hablan de vos, de quién sos y de aquéllo en lo que creés. Las historias son muy importantes porque serán tu diferencial, ellas te harán unic@ y memorable.  

Para contar una buena historia, podés seguir estos consejos: tenés que empezar especificando el contexto (lugar y tiempo), luego describí en tu relato, con tus palabras, las imágenes vividas , utilizá la voz y el cuerpo para recrear la experiencia. Despojáte del pudor y la vergüenza,  asumí sin miedos- o superándolos-, el rol de intérprete. No olvides disfrutar del proceso todo el tiempo. Al finalizar, concluí con una interpretación que permita conectar la historia con el tema concreto de tu presentación, de forma clara y armónica. 

Así, no solo captarás la atención de tu público, también lograrás inspirarlos. Siempre se acordarán  de vos y de aquello que les hiciste sentir. 

Tip 4: Ensayá en tus espacios seguros

El ensayo es el tiempo “no negociable” del orador / oradora. Si sos responsable y cuidados@ de tu imagen pública debés dedicar tiempo a la preparación del contenido y al ensayo de la transmisión del mismo. 

Para llevar a cabo los ensayos, te recomendamos que busques un espacio seguro, puede ser el baño de tu casa, tu habitación, el auto, el balcón o tu jardín. Este “espacio seguro” es el lugar en el que te sentís comod@, confiad@ y donde podés equivocarte sin sentir nervios o presión.  Ensayar es eso mismo:equivocarte una y otra vez hasta que te sientas satisfech@ con el resultado final. 

Te sugerimos que los ensayos los realices primero frente a un espejo y luego, frente a la cámara de tu dispositivo móvil. Por otro lado, te proponemos que incorpores todos los elementos que vas a utilizar en la situación real, si no los tenés a mano utilizá un objeto que lo reemplace durante la práctica. 

Para las situaciones que son  demasiado importantes para vos como rendir una tesis, exponer frente a un auditorio multitudinario, dar una conferencia virtual y masiva, u otras tantas opciones, te invitamos a que realices los ensayos simulando la situación real de pies a cabeza:  debés lookearte tal cual el día de la presentación, utilizá los elementos que vas a manipular en el momento real y desplazarte tal cual lo harías el día de la presentación. Luego de filmarte, observá detenidamente tu exposición y volvé sobre lo que podés mejorar: ¡La práctica hace al maestr@!

Tip 5: Analizálos resultados de tus exposiciones públicas 

Por último, te recordamos que la presentación no termina con el agradecimiento final y los aplausos del público. La presentación termina luego de que analices tus resultados. Para ello podés solicitar una grabación de la presentación al organizador (siempre antes de que inicie el evento) o marcarte indicadores de feedback (atendé a las reacciones verbales y no verbales del público). Lo importante es que realices una evaluación de tu performance para felicitarte a vos mism@ por los aciertos y para generar acciones de mejora ante los desaciertos. 

Te invitamos a que chequees el tutorial gratuito que compartimos en YouTube: CAUTIVA A TU PÚBLICO SIENDO TU MISM@ , y si  el miedo te está jugando una mala pasada, no dudes en seguir el viaje virtual por el siguiente video: ¿Pánico escénico? ¡Te ayudamos a superarlo!

Como siempre se encuentran disponibles nuestras capacitaciones virtuales, en este caso el Gimnasio de Speakers será una gran herramienta para retomar el hábito de hablar en público y disfrutarlo. 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Enviar un mensaje
💬 Conectate con nosotras!
Hola 👋 ¿Te ayudamos con la elección?