3 tips de oratoria para políticos

En este artículo decidimos meternos en un terreno en el que much@s preferirían evitar, porque como dice el dicho: en la mesa no se habla de política, ni de fútbol, ni de religión. Pero, como nos consideramos muy buenas comunicadoras, no nos vamos a preocupar por eso, porque sabemos que hablando nos entendemos tod@s. 

El tema de este artículo de blog es “3 tips de Oratoria para Políticos”. A lo largo de nuestra vida y experiencia, hemos detectado que el solo hecho de hablar de políticos, ya implica una gran cantidad de prejuicios y preconceptos que hacen que antes de escuchar a alguien que se dedica a esto,  las personas se predisponen a desconfiar, a leer entre líneas, a afilar el cuchillo de detectores de mentiras y hacer conjeturas que, en muchos casos, no poseen fundamentos.

Sin embargo, en Calificadas estamos convencidas de que el mundo tiene muchas personas preparadas y con las mejores buenas intenciones dispuestas para gobernar y dirigir ciudades, provincias y países. Es para esas personas a las que dedicamos este artículo. 

Si dentro de vos sentís el deseo de prepararte para ejercer un cargo político y te gustaría mejorar tu oratoria, este artículo es para vos.  Si no es de tu interés profundizar en una carrera política, pero te encontrás en situaciones en las que necesitas persuadir a tus oyentes, te sugerimos que lo leas porque de seguro te va a ser de utilidad.  

Ética y honestidad moral serán tus dos aliadas a la hora de enfrentarte a prejuicios negativos, es lo único que te garantizará el éxito real… más allá de  lo que una buena oratoria pueda brindarte. 

Vamos a empezar con los 3 tips infalibles de oratoria para políticos: 

  • No individualizar el discurso: hablá transmitiendo tu mensaje desde tu equipo y no de manera personal como “voy” o “yo soy”, optá por “nosotros”.
  • Utilizar apoyos visuales sólidos: recurrir a gráficos o imágenes que muestran y ejemplifican explícitamente lo que expresas en tus discursos, esto le agrega seriedad y conocimiento del tema. 
  • Ser elocuente: es necesario que entrenes y practiques tus mensajes para aportar expresividad y ritmo a la transmisión del mensaje. Hablar de manera monótona aburre, aún cuando has aprendido tu mensaje  al 100%.

También, te sugerimos que evites justificarte permanentemente por errores o acciones pasadas, lo mejor que podés hacer es brindar oportunidades de mejora.

El discurso de una persona que se encuentra en gestión pública, o a aspira a ello, es el aspecto central de la comunicación verbal, pero no sólo se trata del contenido de su mensaje, sino que éste se tiene que integrar con la expresión adecuada de la voz, articulación correcta, evitar equivocarse en la pronunciación de las palabras y acompañarlo de expresividad.

La persuasión para ser alcanzada debe estar unida a todos los elementos de la oratoria: 

  • Orador/a: quiénes somos, qué queremos y cómo lo haremos. Preguntas privadas que debés hacerte:¿Qué voy a contar? ¿Qué quiero conseguir? 
  • Público: identificar, conocer y estudiar a las personas con las que vas a comunicarte. 
  • Mensaje: el contenido de lo que decís. Lo importante no es lo que decís, sino lo que la gente entiende que decís. 
  • Comportamiento escénico: expresarte con tu cuerpo y que el mismo transmita lo que decís con tus palabras. 

Para persuadir debo ser, querer y parecer y para lograrlo existen cinco píldoras esenciales: el autoconocimiento, la autorregulación, la motivación, la empatía y el autoestima. 

La oratoria y el buen discurso político son determinantes para saber llegar al público, son dos elementos que influyen en gran medida de los resultados como candidato o líder político.

Para profundizar sobre tu preparación en oratoria política, te recomendamos que realices el Entrenamiento en Oratoria – Nivel 1 de nuestra academia virtual, un programa virtual y asincrónico para iniciarte en este maravilloso arte de hablar en público. 

¡Te esperamos!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Enviar un mensaje
💬 Conectate con nosotras!
Hola 👋 ¿Te ayudamos con la elección?